Dame pan y llámame tonto

Dame pan y llámame tonto pues nunca tuvo la vida laboriosa una niña bonita en la boda aunque la familia malograse los cuidados por padres de ayudas y hermanas con la gente del muro que el barrio hizo caer

La vida es soltera para siempre y no es mujer de casamientos Es fuerte y superficial al mirar a los vecinos con cara de ciudad y al viandante con faz de acera Es abasto propio y tienda que pone casa en doma a lo largo de toda venta sentida como puerta al humor que lucha por la misma vida 

Es cierto que la oportunidad daba con el lugar más allá de los gitanos del más allá que defienden la verdad de la dignidad de la pobreza unida como una quimera en brazos del plazo raro del día a día Es cierto todo eso y que el tiempo llegue y lo haga como él quiera también lo es sin desazón a lo que quieran decir de nosotros porque somos lo que nos llaman y estamos hartos de no asumirlo y tirarlo a la cara de las lenguas malas como un boomerang luminoso

A tía Pacita que tanto fue y volvió de donde quiso

algo que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s