La culpa es de Dios

Quiero tu piel empolvada por el tiempo Me gusta el salobre del recuerdo En la misma orilla pongo el señuelo Y te acercas en el ancho mar que en la tierra medita No me sobran las razones Tampoco los minutos Voy en busca de un cielo que se deje arar Donde pintan nubes los colegiales tras la mascarilla Ya no sonríe la huida Nadie sospecha la escapada Mutadas están las relaciones Taladran tornillos sin tacos y frunce los oídos una abisal cacofonia sin eco Niña de ojos tristes y repetida melodia Algún día rodará la Luna en mis calzones Se tapiarán sonidos familiares y podremos eyacular en el muro Zanjadas por siempre las lamentaciones

algo que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s