La herencia es injusta

La familia negó el título de la otra cara de la luna y a pesar de ello no mutaron los sonetos a otro palo más fueron el amor sin cualidad ni vector el soneto que quedó en amor a secas en circunstancia arbitraria y provocación terminal.

Que el adjetivo que cualifica no fuera pronunciado decantó en oscuridad de toda perversidad no sólo los sonetos a secas sino también el amor y la propia sombra que se quería ocultar.

A Federico G. Lorca

algo que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s